A estas alturas después de 6 meses de encierro involuntario y con las economías del mundo en jaque – especialmente la del país- sería casi imposible escribir sobre alguna otra cosa que no sea el Covid y el impacto en nuestras vidas cotidianas y en lo laboral: desde la rutina diaria, hasta la proyección a futuro sobre educación, salud, o trabajo, el Covid como coinciden los especialistas ha llegado para quedarse, y para transformar la forma en que vemos los negocios y los mercados del futuro; estoy seguro que ningún plan estratégico del 2020 de ninguna empresa del mundo incluía una pandemia como amenaza – salvo las empresas de Bill Gates, claro- así mismo podría asegurar que los FODA del 2021 no estarían bien hechos si no incluyeran al menos un evento de impacto global. La preparación es clave, y entender que nada se mantiene estático debería ser un mantra en nuestra actividad.

Pero se preguntarán ¿Cómo afecta la pandemia al FM? , la respuesta es engañosamente sencilla, se podría asumir que nuestras actividades están limitadas a las necesidades de nuestros clientes en función de sus inmuebles, y dado que ahora los espacios físicos de los bancos, universidades o centros comerciales están parcialmente restringidos estas necesidades también se restringen, la respuesta fácil puede ser un sí, pero la realidad es que estas necesidades no desaparecen solo se transforman, ¿si el dedo apunta al sol, no debemos quedarnos a contemplar el dedo cierto?, las mejores oportunidades de negocio se presentan para los amigos de la innovación, y para aquellos que entienden que las crisis tienen una naturaleza ambivalente: son una amenaza, pero también una oportunidad, típico caso del vaso medio lleno o medio vacío.

¿Entonces qué hacer? Lo primero sería tomarles la temperatura a nuestros clientes actuales, hay que recordar que a ellos la pandemia también los tomó por sorpresa y que en estos momentos de incertidumbre y reestructuración, no hay nada mejor que tener a un socio estratégico con capacidad de mostrar interés de saber a dónde han migrado sus necesidades, no uno que se quede mirando el dedo. Lo segundo seria ir por nuevos clientes, obvio.

FM Virtual, ¿Eso existe?

El futuro no espera, y a veces las decisiones correctas son las arriesgadas. Hace unos 3 años en un concurso de innovación de la empresa, presenté un piloto bastante rudimentario de Teletrabajo, recuerdo fue bien recibido, pero no pudo desarrollarse ya que en su momento parecía exótico mandar a la gente a trabajar a casa, esto demandaba un esfuerzo adicional a nivel de coordinación de labores y había que afinar el tema de los regímenes laborales; ahora me pregunto si hubiéramos estado mejor preparados si se desarrollaba, dos lecciones me han quedado claras de ello: el hubiera ya no existe, y el riesgo vale la pena.

Hoy el futuro se nos vino encima de golpe, y las proyecciones más vanguardistas sobre los próximos 10 años, son una realidad, la migración de módulos completos de trabajo al entorno virtual no es una quimera, el FM deberá seguirles el paso a sus clientes adelantados y ayudar a migrar a los rezagados. Esto implica que nuestra actividad como la conocemos está en un punto de inflexión, o cambia o muere, ¿pero cómo migrar una actividad de mantenimiento o una gestión municipal al entorno virtual? La respuesta es: en porcentajes, con un buen sistema ERP, con personal mejor calificado y por último, con mucho corazón.

Escrito por:

Raúl Renato Quevedo Guerrero