Lunes, 25 de abril de 2022.- El Perú ha pasado por varios temblores de baja magnitud de manera reciente, que son un llamado de atención para tomar precauciones antes, durante y después. Un terremoto puede pasar en cualquier instante, sobre todo, porque nuestro país se encuentra dentro del “cinturón de fuego del Pacífico”, lo que significa que el Perú tiene más posibilidades de ocurrencia de sismos los cuales, conforme con la OMS, ocasionan altas tasas de mortalidad. 

Hasta la actualidad, no existen aparatos tecnológicos que detecten con mucha anticipación cuando ocurrirá un sismo, pero tener un plan en casos de sismos, o no tenerlo, podría llegar a ser la diferencia entre la vida y la muerte. En este caso, las empresas que reciben a cientos de colaboradores diariamente, no son la excepción y deben tener las reglas claras y saber qué hacer de forma eficiente.

“Las empresas deben de cumplir un rol proactivo, fomentando la evaluación de las infraestructuras y el cumplimiento de las normas INDECI; proponiendo medidas correctivas que puedan salvaguardar la vida de las personas y la continuidad de sus operaciones”

señala Raúl Calle, Jefe de Obras y Gerenciamiento de tgestiona, compañía que celebra este año su aniversario número 21 como líder en la gestión de servicios de facility management.

El lugar de trabajo debe ser un espacio seguro, con buena implementación de inmobiliarios, y con zonas señalizadas para evitar que este mismo se vea afectado o sufra daños irreparables. Por ello, Raul Calle sugiere las siguientes recomendaciones que las empresas pueden considerar:

Cumplir las normas:

Es importante que se cumplan con las normas INDECI, que están basadas en el código nacional de electricidad (CNE). En donde se indican los tipos de materiales y conexiones, entre otros elementos, que deberán cumplir las instalaciones eléctricas.

Planificar simulacros:

Organizar y llevar a cabo simulacros con la medición estadística de los resultados para las propuestas de mejora correspondientes en el plan de evacuación y difusión. Esto le permitirá a la empresa ver los puntos de mejora en el plan.

Identificar zonas seguras:

Verificar e identificar las zonas seguras, salida de emergencias, escaleras, luces estroboscópicas, etc.

No obstaculizar:

Evitar la colocación de obstáculos en pasillos y puertas, y asegurarse el cumplimiento de las normas INDECI. En los simulacros que se realicen se podrá identificar los lugares u objetivos que puedan interferir con la evacuación.

El especialista consultado, menciona que no existe una regla o fórmula para determinar la frecuencia en la que debe llevarse a cabo un simulacro. Lo que sí es seguro, es que mientras más ensayos de prevención existan en diferentes condiciones o escenarios, el personal se sentirá con mayor tranquilidad y confianza para afrontar un evento sísmico. Y, si se trabaja de la mano con la empresa de facility management, esto traerá mayor seguridad a la infraestructura del ambiente, haciendo que pueda resistir más años y siendo también un lugar sumamente seguro.

Por Raúl Calle

Jefe de Obras y Gerenciamiento de tgestiona

Síguenos en LinkedIn