El área de Facility Management tiene como objetivo asegurar y gestionar el funcionamiento de los inmuebles a través de personas, espacios, procesos y tecnologías. Anteriormente, la gestión del edificio se ha asociado a servicios de limpieza, gestión de útiles, entre otros; sin embargo, recientemente se ha desarrollado el concepto del Facility Management con mayor responsabilidad compleja. La multifacética posición del Facility Manager requiere un gran perfil de administrador que se encargue de gestionar día a día el correcto funcionamiento de un edificio corporativo; además de tener un alto liderazgo para gestionar personal y sin dejar las necesidades de los clientes.  Así mismo entendemos que un Facility Manager es una persona que asume cambios constantes y más allá de cuestionarlos, los afronta con dinamismo en la operación, lo cual le permitirá estar un paso adelante para futuras contingencias, puesto que su empatía con los usuarios logrará mejorar sus resultados comprometidos con los objetivos estratégicos de la empresa. Este perfil de trabajo requiere también de actualización de métodos y procesos, los cuales le ayudaran a emplear sus recursos de forma eficiente mejorando sus tiempos de trabajo.

En conclusión, el perfil del Facility Manager puede entenderse como un facilitador de procesos y resultados; gestionador y controlador de sus recursos; su actividad va desde ver el mantenimiento del equipo para su larga vida útil soportada en un equipo de personas que lo ayudan a cumplir sus objetivos hasta el análisis de sus indicadores de gestión. Por lo tanto, la naturaleza principal del Facility Manager es de razón organizativa.

Escrito por:

Ethel Ferrer Ramos

Karem Sandoval Rojas