Gestión de proyectos. Si le brindas a tu cliente algún servicio dentro de las 06 áreas principales del Facility Management como Corporate Real State, Asset Management, Corporate Project Management, Energía y Sostenibilidad, Workplace o Facilities Services, y este servicio presenta una necesidad específica que debe cumplirse, entregarse o ponerse en marcha en alguna fecha específica y bajo un presupuesto determinado; déjame decirte que se puede gestionar dicha necesidad como un proyecto.

Existirán otros requerimientos asociados al mismo, como calidad, expectativas, etc.; que sin importar la dificultad que cada una de ellas conlleve, se podrán adaptar a las mejores prácticas internacionales en la gestión de proyectos.

La gestión de proyectos y su desarrollo

Seguramente existen lecturas que nos indicarán “como hacer” las cosas exactamente en un proyecto a través de una metodología, o de las que nos ofrezcan los fundamentos generales de esta disciplina, para aprender el “qué hacer” para el desarrollo de los proyectos. En ambos casos, podremos encontrar resultados satisfactorios dependiendo el servicio en el que se desarrolle el proyecto.

Desde mi opinión, intentar que todos los proyectos se gestionen a partir de los fundamentos generales de esta disciplina, nos puede ofrecer la ventaja de adaptar nuestro conocimiento y experiencia al desarrollo de los proyectos.

Y es justamente, en la adaptación de lo “general” a lo “particular” donde radica el secreto para gestionar proyectos con resultados exitosos. Pero, como no se trata de una receta mágica, la experiencia también deberá ser considerada como un factor preponderante para la consecución de resultados.

Y esta experiencia deberá radicar en el conocimiento técnico que se tenga sobre el resultado, producto o entregable y, del conocimiento general en la gestión de proyectos.

Evolución

Los fundamentos generales de la gestión de proyectos desde sus inicios, y en sus diferentes organizaciones a nivel mundial, siempre vieron la posibilidad que sus “estándares” irían evolucionando en el tiempo.

Las entidades más importantes lo siguen haciendo en la actualidad, adaptándose al cambio, a las nuevas necesidades inherentes en los negocios y a lecciones aprendidas de proyectos considerados exitosos.

Para el mundo del FM en el que las necesidades de nuestros clientes se pueden presentar desde cumplir requisitos regulatorios, legales o sociales; satisfacer necesidades o solicitudes internas; implementar o cambiar las estrategias de negocio; hasta crear, mejorar o reparar productos, procesos o servicios; existirá siempre la posibilidad de gestionar dichas necesidades como proyectos, buscando satisfacer sus necesidades y la de sus interesados.

Si la necesidad de nuestro cliente se vuelve recurrente involucrando restricciones de tiempo, costos, calidad e inclusive en condiciones tangibles e intangibles diferentes, se recomendará que ésta sea tratada como un proyecto desde el inicio.

Y como lo recomienda actualmente la organización del PMI en su séptima versión del PMBOK, buscar la continuidad del equipo del proyecto ofreciendo valor por la experiencia adquirida, convirtiendo así a la gestión de proyectos en un servicio inherente a las áreas principales del FM.

Ing. Raúl Calle, PMP ®

Síguenos en LinkedIn