La necesidad de las empresas de adaptarse a las nuevas formas de trabajo, obliga a repensar el tradicional mobiliario de oficina a partir del diseño y

la innovación. Actiu ha hecho bandera de su propósito de generar sinergias entre diferentes espacios des dibujando sus límites y creando piezas funcionales para espacios diversos.

Así nace la última novedad de Actiu: Noom 5O, la silla que enriquece el icónico programa Noom de esta empresa alicantina.

El objetivo de piezas como Noom 50 es potenciar la integración entre la oficina y el hospitality y convertirse en nexo de unión entre

ámbitos diversos gracias a la versatilidad de la silla, su uso sencillo y su capacidad de customización.

Una opción idónea para todo tipo de espacios que necesitan disponer de piezas de mobiliario flexibles, diseñadas por y para las personas, cómodas y,  sobre todo, versátiles.

Características que definen gran parte de los productos de Actiu y que responden a su empeño por ofrecer soluciones de equipamiento que exigen las nuevas formas de trabajar.

Las nuevas tecnologías han transformado las relaciones personales y las maneras de trabajar.  Los dispositivos, cada vez más avanzados y manejables, permiten desarrollar la labor profesional desde casi cualquier espacio y facilitan enormemente el teletrabajo desde casa.  Eso, sumado a los nuevos retos globales han obligado a las empresas a transformarse y disponer de espacios adaptados a formas de trabajar más flexibles y ágiles que potencien el bienestar de los empleados y su creatividad.

Es esa nueva forma de trabajar la que se ha denominado Smartworking, una manera de abordar la jornada laboral menos rígida, que abandona los patrones predeterminados para centrarse en cuatro conceptos que cobran una dimensión nueva: espacio, tiempo, tecnología y personas.

Al poner en el centro del proceso estos ejes, las empresas comienzan a necesitar lugares donde se ponga especial cuidado en el bienestar y la comodidad de los empleados y fomenten la inspiración y los procesos creativos sin dejar de lado la productividad.  Lugares que, además, no estén pensados únicamente para trabajar, sino que se puedan usar corno espacios de relax, para mantener reuniones improvisadas o para tomar un café.

En este contexto, el mueble deja de ser un objeto para convertirse en una herramienta al servicio de la filosofía Smartworking.  La empresa ahora busca proporcionar un marco de trabajo adecuado para generar procesos inteligentes y ágiles que favorezcan la efectividad de su organización y su capacidad para adaptarse a los cambios.

La propia concepción y distribución del espacio, así como la elección y distribución del mobiliario necesitan de  flexibilidad.  Y no sólo en los lugares que tradicionalmente se relacionan con el trabajo, la transversalidad del mobiliario pensado para Smartworking convierte en apto para desarrollar tareas tanto creativas como productivas casi cualquier espacio: cafeterías, sala de espera, bibliotecas, centros de coworking o incluso el hogar se usan ya para trabajar.

Smartworking es una nueva forma de trabajar, abordando una jornada laboral menos rígida, que abandona los patrones predeterminados para centrarse en cuatro conceptos que cobran una dimensión nueva: espacio, tiempo, tecnología y personas.”

Muchas empresas de hecho, incorporan el concepto “coffice” o “Work Café”, que, además de fomentar la colaboración y el sentimiento de pertenencia a la empresa, ofrecen una alternativa a las  tradicionales  cafeterías a las que los trabajadores escapaban cuando querían desconectar por un momento del entorno laboral.

Todo tipo de espacios que necesitan disponer de piezas desde sillas apilables para transformar una sala diáfana en un aula de conferencias como la silla Whass, hasta softseating modular para reconfigurarlo en función de las necesidades, como los programas Bend o Longo, pasando por las mesas Talent, flower o Mobility, elevables y con diferentes alturas o las soluciones que proporciona el programa Noom de Actiu.

Además, sus distintos modelos de sillas, banquetas y butacas, junto a la nueva silla confidente tapizada  Noom 50, configuran un programa que aporta confortables soluciones para cada momento del día, capaz de generar una atmósfera de bienestar durante toda la jornada laboral.

Artículo extraído de:  FMM – Facility Management Magazine – Nº 9 | Enero-Marzo 2020