Impacto económico

Durante esta pandemia salió afectado el bolsillo y la economía de las familias más pobres de los sectores de bajos recursos del país. Estas familias se dedican al trabajo diario en sectores como el de la construcción, pesca, metalurgia, venta de productos al por menor como son los abarrotes, empresas textiles, entre otros.

Las empresas se acogieron a la suspensión perfecta de labores y están dejando desempleados a más de 2.3 millones de personas para finales del año 2020.

Las inversiones extranjeras disminuyeron y el dólar voló.

Consecuencias de la pandemia

Aumento del trabajo informal ambulatorio en un 75% en todo el Perú. Ha aumentado la tasa de embarazos en un 12%. Los feminicidios y la violencia en general han aumentado también en un 20%.

Existe el riesgo de volver a la pobreza, son 1.5 millones de hogares en esta situación.

Incremento de la obesidad en 79%, esto podría complicar la salud de las personas en esta condición si dieran positivo a Covid-19.

Existen varios parámetros y estadísticas que nos juegan en contra, con la delincuencia que hoy ha incrementado también en un 26%.

Soluciones para sobrevivir durante esta pandemia

Ofrecer productos mediante páginas web, Whatsapp, Instagram, Facebook y otros canales de comunicación. También, se pueden crear páginas de acceso directo.

Realizar servicios a distancia, como el Delivery, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad.

Para cuidar nuestra salud y estar psicológicamente bien, podemos realizar ejercicios dentro de la casa o salir a correr, y hacer bicicleta fuera pero no en grupo.

Debemos cuidarnos manteniendo la distancia y usando todos los implementos de bioseguridad como caretas, mascarillas, alcohol, etc.

Para combatir la delincuencia se deben realizar rondas vecinales, instalar cámaras de seguridad, pedir a las municipalidades que refuercen la vigilancia, así como organizar juntas vecinales.

Podemos realizar proyectos estancados en nuestra casa, algún negocio familiar que pueda ayudar a la economía del hogar como por ejemplo una peluquería, reparación de bicicletas, reparaciones eléctricas u otros proyectos que nos apasionen.

Evitemos trabajar en condiciones inseguras ya que la necesidad puede que descuidemos esto. Aprendamos a valorarnos como personas, ayudemos a nuestros seres queridos cuidándonos y cuidándolos.

En mi trabajo, el mundo del Facility, ahora tomo las medidas de precaución en el desplazamiento diario a mi centro laboral, uso medios de transporte alternativos como la bicicleta y trato de evitar lugares con aglomeraciones de personas.

Durante mis quehaceres diarios siempre señalizo los lugares donde estoy trabajando para generar distanciamiento físico adecuado y nunca olvido los elementos de seguridad y bioseguridad.

El mantenimiento de edificaciones es parte del sector de servicios que mueven la economía del país y mi participación en la recuperación del Perú es importante.

Escrito por:

Samuel Luquillas Pomacino